Artesanos con alma y corazón

Posted on

En la maleta de Vanesa hay algo que nunca puede faltar: sus jabones. Siendo una adolescente, las prácticas en un herbolario despertaron en ella un gran interés por estos productos y la cosmética natural. «Me llamaba mucho la atención cómo me dejaban una piel suave y cuidada, y todas las propiedades que tenían; nada que ver con los geles que usaba», afirma esta torrijeña, cuya familia materna se ha dedicado a la fabricación de jabones.

Con el paso de los años, su afición por este mundo fue creciendo. Recuerda que «un día, haciendo un curso del paro para activos, una profesora me contó cómo hacer jabones y pensé: ‘Esto es muy curioso; yo tengo que aprender’». El empuje definitivo se lo dio Pilar, la madre de una amiga, tras sufrir una caída y lastimarse la rodilla. «Aún recuerdo sus palabras. Me dijo: ‘Lávate con este jabón, verás qué bien te hace», evoca Vanesa.

De esta anécdota han pasado más de veinte años y la cuenta con un gran cariño. «Aún lo conservo y lo guardo como un tesoro», reconoce orgullosa.

La pastilla no solo cicatrizó su herida, sino que, además, supuso un giro a su vida profesional. Vanesa dejó su antiguo trabajo y junto con su marido, David, fundaron en 2009 ‘Vanesa Jabones’; una tienda en internet donde venden sus jabones y productos de cosmética natural artesanos.

En su taller de Torrijos elaboran hasta una veintena de estas pastillas: aloe vera, alepo, argán, caléndula, rosa de mosqueta, de la abuela… Todas con aceites vegetales, como el de oliva, y otros ingredientes naturales, como hierbas, flores y aceites esenciales; además de productos de cosmética natural (bálsamo labial, crema de manos, desodorantes, mascarillas…).

«El jabón tiene múltiples beneficios, ya que no solo es eficaz para la higiene personal o la colada; también ayudan a la limpieza de heridas y a cicatrizar. Nuestros productos van dirigidos a aquellos clientes que no quieren usar químicos y, gracias a Dios, cada día, las personas estamos más concienciadas con el medioambiente y con no usar envases de plásticos. Son productos que cuidan la piel y además son respetuosos con el medio ambiente», asegura.

La pareja vende sus productos no solo por teléfono y su página web, sino también en los mercados artesanos y medievales, principalmente de marzo a octubre, que se celebran por toda España. Un medio de vida que se vieron obligados a interrumpir por la pandemia del Covid.

«Hemos estado parados prácticamente dos años, siendo casi el último sector en salir a la calle. Afortunadamente, al vender por internet y por teléfono, esto nos ha permitido poder mantenernos durante todo este tiempo que no hemos podido salir a las ferias. Ahora volvemos con muchas ganas e ilusión, encantados de volver a compartir experiencias con nuestros clientes, que durante todo este tiempo siempre nos han apoyado».

Trabajo y turismo en familia

En su gira por los diversos mercados de toda la península, Vanesa y David no van solos. En verano, una vez terminado el curso escolar, los acompañan sus tres hijos: David, Jaime y Mateo, de 8, 6 y 4 años, respectivamente. Para los pequeños, este modo de vida de sus padres es como unas vacaciones, ya que descubren muchos lugares nuevos que, de «no ser por nuestro trabajo, sería imposible». «Disfrutamos a la vez que trabajamos», cuenta.

«Los días que no tenemos feria, aprovechamos para hacer turismo e irnos a la playa -continúa-. Ellos están muy contentos porque, a la vez que trabajamos, estamos en familia. Nosotros eso lo valoramos mucho, ya que no todo el mundo tiene la suerte de poder compartir tantos momentos juntos».

«Los niños nos acompañan a las ferias y para ellos es como unas vacaciones. Descubren lugares nuevos y aprenden oficios antiguos»

Durante el tiempo que Vanesa y David se dedican a la venta, los niños leen libros, juegan con chicos de otros puestos e incluso aprenden oficios antiguos que ya no se practican tanto, como talleres de cerámica, esparto, monedas… «El hecho de que estés en la calle no significa que lo vayan a pasar mal. Es otra manera de vivir y darte a conocer como lo hacían nuestros antepasados», dice su madre.

Dejar todo por una pasión

A 54 kilómetros de Torrijos, en Talavera de la Reina, viven Belén García y Javier Arenas. Los dos son artesanos y, al igual que Vanesa, decidieron dejar su antiguos trabajos, ella como cuidadora de personas mayores y él, como albañil, para dedicarse a lo que en realidad les apasionaba: la cerámica y el esparto.

Belén y Javi en uno de los mercados medievales a los que han asistido este verano MANUEL MORENO

Aunque antes decidieron buscar suerte en el mundo de la hostelería. Abrieron una cafetería pero vieron que aquello no les motivaba lo suficiente. «En nuestros ratos libres nos dedicamos a elaborar productos artesanos, Javi, de esparto, y yo, con la cerámica. Ganábamos más con ello que vendiendo cocacolas y cerveza», relata Belén.

Ella se fue interesando poco a poco, cada vez más, por este oficio centenario cuyos conocimientos de decoración había aprendido siendo joven en un taller de la ciudad, bajo las directrices de su ya fallecida tía, Marisa Chacón. La falta de trabajo por la recaída de estas artes le obligaron a apartarse del oficio, pero «eso siempre lo he tenido ahí».

Reconoce que «solo pintaba en acrílico porque no tenía horno» y que no fue hasta hace un par de años cuando empezó a interesarse por la venta en los mercados. «Vi que aquello me gustaba más que estar en el bar y me hice de la organización de mujeres rurales emprendedoras (Fademur). Me han ayudado mucho con todo el papeleo».

A Javi (como le gusta que le llamen) la afición por el esparto le viene de familia. Su hermano tiene una espartería y fue él quien le despertó la curiosidad por este arte. «Trabajamos oficios antiguos y, para mantenerte hoy en día, todo depende de la creatividad de cada uno», dicen.

Juntos son ‘Tu y yo’, y elaboran tanto piezas de cerámica y esparto por separado como fusionan sus artes. «Vemos lo que la gente demanda y, en función de las ventas, así orientamos nuestra fabricación. Siempre intentamos hacer cosas prácticas para que nuestros clientes puedan darles uso».

Bandejas hechas con cerámica y esparto MANUEL MORENO

Fruto de esta innovación, elaboran bandejas y botijos de cerámica y esparto. Por separado, Javi crea alfombras, felpudos, tortugas, botelleros… y Belén, utensilios de cocina como cuencos, tazas… Son procesos «muy laboriosos» que requieren mucha dedicación, por lo que reconocen que, en alguna ocasión, han tenido que declinar alguna invitación a una feria por «falta de material para vender».

Y, aunque el año pasado empezaron a hacer sus primeros ‘pinitos’ en mercados, no ha sido hasta éste cuando esta pareja ha tenido que sacar de sus maletas sus bañadores para meter sus atuendos medievales. «El año pasado, la gente estaba recelosa por el miedo a contagiarse por el Covid y todavía hay miedo. Que las ventas se den bien o no, depende de que el sitio sea adecuado para ti, porque hay lugares donde no puede gustar tu producto y nos tenemos que adaptar».

Llevan poco tiempo en este mundo de las ferias pero ilusión y ganas no les faltan. «Yo no aspiro a grandezas. Sólo quiero poder pagar mi cartilla de autónoma y poder vivir de ello en el día a día. Sé que no me voy a enriquecer con esto; sólo con poder trabajar en lo que me gusta y viajar, me sobra. Lucharé con uñas y dientes por poder jubilarme en esto que me gusta», dice esta ceramista de 51 años, movida por su pasión, como Javi, David y Vanesa.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.