Asier Martínez, rey europeo de las vallas

Posted on

No por esperado causa menos emoción. Asier Martínez es el nuevo rey europeo de los 110 metros vallas. Oro continental, sexta medalla española en los campeonatos, para un atleta tremendo que no conoce techo. Después del bronce mundial en Eugene llegaba como gran favorito a la cita. Pero el navarro es un témpano de hielo y no sabe de presión o agobios. De nuevo hace marca personal (13.14) para imponerse al vigente campeón, el francés Pascal Martinot-Lagarde por solo una milésima. El bronce es para el también francés Kwaou-Matehy con 13.33. Quique Llopis, la cruz, falla en la segunda valla y acaba séptimo. Hoy también pudo ser su día.

La final depara una carrera típica de Asier. Rezagado en la salida, va subiendo las revoluciones hasta alcanzar la zona lisa en su momento de mayor velocidad. Para entonces Martinot-Lagarde parece demasiado lejos. Pero no hay nada demasiado lejos para Asier Martínez, que si no se achanta ante la figura colosal de Grant Holloway menos lo va a hacer en el Olympiastadion…

Pero hay que retroceder un poco, porque la jornada ha empezado para él un par de horas antes. Su primera posición en el ranking europeo de la temporada le exime de disputar el pasado martes las primeras series clasificatorias, lo mismo que a Enrique Llopis, por lo que ambos inician su competición en el Olympiastadion en unas semifinales que se disputan la misma tarde en la que han jugarse las medallas.

En esa ronda, Asier coincide con el británico Andrew Pozzi, con el que vivió en Tokio los diez minutos más tensos de su vida mientras ambos esperaban la confirmación de su pase a la final por tiempos. El español, miope, tenía que forzar la vista al máximo para confirmar que la ‘q’ minúscula aparecía junto a su nombre y respirar. Todo es más fácil en Múnich, donde Asier se permite el lujo de frenarse antes de ruzar la meta en primera posición. Su tiempo, 13.25, anticipa un gran día. Y queda una sorpresa. Las semifinales meten en la ecuación a Llopis, que destrozaba su mejor marca personal para imponerse en la tercera serie con 13.30, tercer español de la historia solo por detrás de Orlando Ortega y el propio Asier. Por delante de figuras míticas como Carlos Sala, Javier Moracho o Jackson Quiñonez.

Una vez en la final, el peligro para los españoles llega de Francia. Asustan el joven Sasha Zhoya (20 años, 13.17 esta temporada, lo mismo que el español) y el veterano Martinot-Lagarde (31 años, vigente campeón, el único de todos los inscritos con una marca inferior a los 13 segundos, otro animal competitivo). Asier parte desde la calle 4. Llopis, desde la 6. Ambos como escoltas de Martinot-Lagarde. El francés, curtido en mil peleas, toma la delantera. Como los grandes campeones exhibe su mejor versión cuando de verdad importa. Pero es que Asier también es un gran campeón. Y corre, y sufre, con la cabeza siempre mirando al suelo, para atrapar al francés y cazar la gloria.

Asier, de nuevo con problemas para ver la pantalla, estalla de alegría al verse primero. Y piensa en su último año y medio, el tiempo transcurrido desde su primera aparición estelar en el Europeo en pista cubierta de Torun, donde acabó cuarto. Aún no había cumplido los veinte años y le birló la medalla una mala salida. Se quedó a cuatro centésimas del bronce. Para entonces ya lucía esa planta seriota y despreocupada que ahora es marca de la casa. De natural nervioso, el navarro se esfuerza en mantener esa pose relajada antes de la carrera para evitar crisparse. Asier la enseñó también al verano siguiente, nada menos que en la final olímpica de Tokio. Fue sexto. La sorpresa se había convertido en promesa, y la promesa se hizo realidad hace apenas un mes, en el Hayward Field de Oregón, templo de los velocistas estadounidenses a los que el navarro tanto admira. Allí, con ese rostro impenetrable, asistió Asier a la lesión en el calentamiento del campeón olímpico, el jamaicano Hansle Parchment, y a la descalificación por saltar de los tacos una milésima antes de los permitido del estadounidense Devon Allen, mejor marca del año. Esas dos bajas, él mismo lo admite, le pusieron en bandeja ese bronce mundial. Pero también, justo es decirlo, demostraron que lo mejor del atleta no está en sus piernas, sino en su cabeza. Con 21 años, hubiera sido igual de fácil caer devorado por la presión a escasos segundos del pistoletazo de salida.

Aquellos focos no le deslumbraron, y de vuelta a casa hizo un reseteo para acudir sin lastres a este Europeo, consciente de que ya nunca más será un tapado sino, todo lo contrario, el rival a batir, la referencia. También apunta a serlo fuera de las pistas, aunque asegura no tener alma de líder. Pese a su juventud ha hablado claro ante la Federación Española por la ausencia de determinados atletas en la lista para el Europeo. Ahí también pesan sus estudios de Políticas o sus lecturas filosóficas. La opinión propia, la ética de la competición, el respeto al atleta… Los básicos de su formación.

Asier ya sabe lo que le espera a su regreso a casa. Petardos, bengalas, manteos y el cariño de todo un pueblo, Zizur Mayor, que ha entrado en ese mapa de pueblos reconocidos y reconocibles por sus estrellas deportivas*. Y después, el descanso, la lectura, las reuniones con la cuadrilla. Y enseguida la vuelta a los entrenamientos, a las largas conversaciones con Fran Beoringyan, su entrenador y compadre. Sobre técnica, bloqueos mentales o rap, qué más da. Porque al fondo asoma el Mundial de Budapest, que tampoco está tan lejos. Y un poco más allá, aunque ya muy presente, los Juegos de París, el gran objetivo, donde de verdad habrá que liarla.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.