Ruud, con todo en juego: título del US Open y número 1

Posted on

Pocas veces un torneo tenía tanto en juego. Más allá del título, este US Open escondía también la opción de sentarse en el trono de la ATP para nada más que cinco jugadores: Medvedev, Nadal, Tsitsipas, Alcaraz, Ruud. Los resultados han deparado que solo queden dos en las quinielas. Y que se lo vayan a jugar todo el último día. Mejor escenario, imposible.

Partía con ventaja Rafael Nadal, que no defendía ningún punto. Pero su derrota en octavos ante Frances Tiafoe permitió más opciones a los demás contendientes. Ayudó también la derrota de Daniil Medvedev. Y la de Stefanos Tsitsipas, en primera ronda. Y así, Casper Ruud y Carlos Alcaraz se encaminaron hacia su propio destino. Tenían que ganar el título, eso sí, lo más difícil de estas dos semanas. O llegar a la final si el otro no llegaba. Pero se citan los dos el último día de torneo con todo por jugarse: la gloria del primer Grand Slam para cualquiera de los dos; el honor de ser el número 1 del mundo por primera vez para ambos.

Para Ruud, además, con historia para Noruega; para Alcaraz, además, con historia porque será el más joven en lograrlo, haciendo añicos los 20 años y 8 meses de Lleyton Hewitt porque Alcaraz el lunes tendrá 19 años y 130 días.

No quiere pensar en ello Alcaraz: «Sé que está ahí, pero a la vez está muy lejos», admitía a pie de pista tras un partido de madurez ante Frances Tiafoe. Queda un partido, pero es innegable que tiene muchas opciones de culminar el domingo un viaje a las estrellas que apenas ha durado dos años. Y podría haber sido antes, insistían a este periódico quienes ya lo conocían de pequeño, si no llega a ser por la pandemia.

Pero el viaje es supersónico de igual manera. Por explicar el contexto, un par de datos. Ha ganado a Frances Tiafoe por 6-7 (6), 6-3, 6-1, 6-7 (5) y 6-3 en estas semifinales del US Open en el segundo enfrentamiento que ha tenido con el estadounidense. El primero se produjo en abril de 2021, en la primera ronda del Conde de Godó. Alcaraz, a punto de cumplir los 18 años por entonces, era 119 del mundo. En este Grand Slam neoyorquino mostró su carta de presentación al planeta tenis el pasado curso: venció en un partidazo a cinco sets a Stefanos Tsitsipas. El griego ya era 3 por aquel entonces, Alcaraz no había alcanzado el top 50.

En este 2022, solo contando los Grand Slams: tercera ronda del Abierto de Australia, cuartos de Roland Garros, octavos de Wimbledon y final, por ahora, en el US Open. Con la de Tiafoe, 50 victorias y 9 derrotas; 8 triunfos contra rivales del top 10 por 4 derrotas. Se divierte en todos los lugares, en todas las pistas, en todos los torneos; pero también hay ideas claras y pies en el suelo, más por el equipo que por sí mismo, capaz de repetir en marzo que estaba preparado para ganar ya este curso un Grand Slam. Pero después de un principio de año estratosférico, títulos en Río, en Miami, en Conde de Godó y Madrid, con victorias consecutivas sobre Nadal, Djokovic y Zverev, entraron los vértigos. «A partir de ahí no he sabido cómo jugarle», explicaba después de perder contra Jannik Sinner en octavos de Wimbledon; «por primera vez no he sabido manejar la presión», concedía tras perder en primera ronda del Masters 1.000 de Canadá.

Pero Alcaraz crece a ojos vista, como un reality show en el que su madurez se construye en directo, en cada punto. Así lo ha demostrado ante Tiafoe, como ayer ante Cilic, ante Sinner. Y le queda un paso, contra alguien que ya sabe lo que es estar en una final de Grand Slam, Casper Ruud.

El noruego venció a Karen Khachanov en un partido que dominó con esa mano dulce que le permite cambiar de ritmos, envolver bien la pelota en los liftados y dejarla muerta con los cortados. También se desata, a su manera, en momentos puntuales, cuando toma confianza y siente bien la bola en las cuerdas. Ante el ruso tuvo que hacer de todo un poco, pero siempre con la concentración que exige un choque como estos. Técnica, táctica, determinación. Impecable con el servicio abierto y poquísimos errores no forzados. Muy bueno en tierra batida, mejorado en una versión implacable en pista rápida. Casi tenis de otra época todavía hoy. Sin golpes definitivos, con todo francamente notable.

El noruego, 23 años, ha crecido de forma tranquila y firme. Otro camino distinto al de Alcaraz. Nueve títulos en la vitrina, aunque todos sean de categoría 250: Buenos Aires en 2020; Génova, Bastad, Gstaad, Kitzbuhel y San Diego en 2021; Buenos Aires, Ginebra y Gstaad en 2022. Suma, además, la final de Roland Garros, este mismo curso, que perdió contra Rafael Nadal (6-3, 6-3 y 6-0).

Por el momento, se han enfrentado en dos ocasiones. Ambas se han inclinado hacia el lado del español: en 2021, en los cuartos de final de Marbella (6-2 y 6-4), y en la final del Masters 1.000 de Miami este pasado marzo (7-5 y 6-4). Dos estilos, dos choques, dos caminos. Un destino: el primer Grand Slam, el US Open, y el número 1 del mundo.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.