Un grupo de cardenales pide al Papa que limite los cargos que ocuparán los laicos en la Curia

Posted on

El Papa Francisco ha clausurado la cumbre con unos 180 cardenales viendo cumplidos los dos grandes objetivos para los que la convocó: quelos purpurados estudien y asuman el espíritu de su reforma de la Curia vaticana, y que se conozcan entre ellos, pues la última cumbre fue en noviembre de 2014 y desde entonces ha cambiado mucho el grupo de cardenales electores.

Su propuesta no era que los cardenales revisaran el texto de la reforma y lo aprobaran, pues la constitución apostólica «Praedicate Evangelium» fue ya publicada el 19 de marzo pasado, y entró en vigor desde el 5 de junio. Además, el texto fue elaborado a lo largo de 7 años a partir de cientos de sugerencias de conferencias episcopales, jefes de dicasterios y representantes de congregaciones religiosas. La idea del Papa era que lo leyeran juntos con calma para hacerlo propio. Y lo ha conseguido.

«El trabajo en grupos lingüísticos y las discusiones en el Aula brindaron la oportunidad a los cardenales de discutir libremente muchos aspectos del documento y de la vida de la Iglesia», recitaba el breve comunicado con el que la Santa Sede puso punto final a la reunión.

Al hilo de la constitución apostólica, a lo largo de las tres largas sesiones de trabajo, divididos en grupos de unos quince cardenales y en sesiones plenarias ante el Papa, afrontaron cuestiones como la transparencia financiera de las instituciones de la Santa Sede, cómo subrayar que la prioridad de la Iglesia es evangelizar, cómo el nuevo organigrama de la Curia vaticana pasa a estar tanto al servicio del Papa como de los obispos, y la presencia de laicos y laicas en cargos de gobierno.

Una minoría de cardenales planteó reparos técnicos a que se encomienden cargos de gobierno en la curia a quienes no sean sacerdotes; o sea, el papel de las mujeres y los laicos en la Iglesia. El cardenal alemán Walter Kasper aclaró que «todos los cardenales estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión (la mayor responsabilidad a los laicos), pero algunos han pedido aclaraciones sobre la justificación teológica (que ofrece la constitución) y sobre otros elementos prácticos». «Era una discusión pacífica», avisó para evitar malentendidos.

Se trata de una cuestión técnica, pero no secundaria. La clave es si el gobierno de la Curia vaticana deriva de la «potestad de gobierno» que tienen quienes reciben el sacramento del sacerdocio, o si es una «misión canónica» delegada por el Papa.

Es un aspecto delicado porque en el primer caso supondría que sólo los sacerdotes y obispos pueden ocupar altos cargos en la Iglesia, como ha ocurrido hasta ahora; y en el segundo, significaría una concentración del poder en manos del Pontífice, que lo delega, como se entendía hasta antes del Concilio Vaticano II. Una posible solución práctica es que el Pontífice aclare para qué altos cargos de la Santa Sede no es necesario el orden sacerdotal.

En cuanto a los elementos prácticos, el cardenal venezolano Baltazar Porras, de Caracas, aseguró a ABC que intercambiaron ideas sobre «los otros aspectos que tiene esta cuestión, más allá de lo eclesiológico y lo doctrinal. Por ejemplo, la importancia de reconocer la competencia de los altos cargos laicos con sueldos adecuados, o tener presente que tienen una familia que deben sustentar».

En cualquier caso, los purpurados no escondían su satisfacción por el buen resultado de las reuniones. «Ha sido un encuentro de verdad muy fructífero, de gran libertad y mucha fraternidad. Hemos estado analizando los distintos aspectos de esta constitución que es punto de llegada y punto de partida, que nos exige una conversión interior, y que no sólo es mirar a lo que tiene que reformarse en la curia sino en toda la Iglesia», explicó Porras.

«Nos vamos con buen sabor de boca», añadió en declaraciones a ABC el cardenal peruano Pedro Barreto. «Hemos concluido con un respaldo pleno, claro y total al proceso de reforma que el Papa Francisco está realizando, en cumplimiento de las solicitudes hechas al futuro pontífice en las reuniones antes de su elección», aseguró. También Barreto opina que no puede limitarse al Vaticano. «Cuando se habla de la reforma de la curia está implícito que incluye a las conferencias episcopales, las parroquias y a cada uno de nosotros. La renovación no se produce de arriba abajo, sino al contrario», aseguró.

Jubileo 2025 dedicado a la esperanza

Durante la última sesión, el Papa pidió a Rino Fisichella, organizador del Jubileo del año 2025, que adelantase a los purpurados las líneas maestras del próximo año santo dedicado a la esperanza, que iniciará la noche del 24 de diciembre de 2024.

A continuación, Francisco clausuró el encuentro con una misa a última hora de la tarde en la basílica de San Pedro. El Papa les recordó su especial responsabilidad, y les desafío a «marcharse de la reunión más capaces de anunciar a todos los pueblos las maravillas de Dios». En una homilía cercana y sin reproches, les invitó a no caer en la rutina y a cultivar el estupor ante Dios y la misión de la Iglesia, pues esa actitud les protegerá «del riesgo de caer en la rutina».

«Este estupor nos libera de la tentación de sentirnos ‘a la altura’, de alimentar la falsa seguridad de que la Iglesia es grande, sólida, y nosotros estamos colocados en los grados eminentes de su jerarquía. En esto hay algo de cierto, pero también mucho de engaño, con el que el Mentiroso busca mundanizar a los seguidores de Cristo y hacerlos inocuos», alertó a los príncipes de la Iglesia.

Durante estos días, Francisco ha necesitado la silla de ruedas para desplazarse, pero ha dado prueba de gran energía. Mientras que los cardenales pudieron descansar el domingo tras la ceremonia del sábado, el Pontífice, que este año no ha tenido vacaciones a diferencia de los anteriores, se desplazó el domingo hasta L’Aquila para rezar ante la tumba de su predecesor Celestino V y celebrar una misa multitudinaria. Además, el lunes y el martes participó activamente en todas las sesiones con los purpurados y tomó nota de sus comentarios. Sin duda, habría actuado de otro modo si hubiera sido un precónclave.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.